El drama de las pequeñas empresas y la independencia Cataluña

Tal parece que las intenciones de independencia que se han tenido en Cataluña no han traído consecuencias solo para los políticos, sino que también consecuencias para las empresas, muchas de las cuales se han tenido que ir de esta comunidad que tantas oportunidades les ha ofrecido.

No en todos los casos las empresas han dejado de tener sedes o sucursales en esta comunidad, pero si han tenido que cambiar su sede social, porque la inestabilidad política los obligo, y es que esta inestabilidad ha afectado hasta los cerrajeros profesionales.

Parece mentira, pero muchos cerrajeros también se han visto afectados con la situación política que se vive en Cataluña, esto porque en dicha comunidad muchas empresas del ramo de la seguridad, que distribuían productos con los que trabajan de forma exclusiva también se han ido.

La tendencia de cambiar sede social no es para las grandes empresas, ya que también se han visto afectadas las pequeñas y medianas empresas, muchas de las cuales tienen capital enteramente catalán y que son orgullo de esta comunidad

¿Pero como llegan las pequeñas y medianas empresas a pensar en irse de su comunidad?

Esta parece ser una pregunta que muchos catalanes se hacen al ver que sus amigos o jefes, que quizás incluso están de acuerdo con la independencia, se han visto obligados a cambiar sede social de la comunidad o incluso a irse definitivamente de la misma.

Y es que la situación va mucho mas allá de una inestabilidad política, ya que la situación también se vive por el hecho de no considerar tener trato con catalanes por considerarlos conflictivos, y es que las intenciones de independencia han dejado una idea equivocada de los catalanes en el mundo.

Algunas empresas medianas y pequeñas, se han tenido que ir de Cataluña porque han sido amenazadas por sus distribuidores, y es que esta es una situación un poco incomoda para los propietarios, los cuales tienen que defender sus intereses económicos antes que cualquier ideología.

Los más afectados los trabajadores

En algunos casos muchas empresas han conservado sus sitios y a todos sus trabajadores, ya que el cambiar de sede social no ha implicado cerrar las sedes que tenían en Cataluña, pero ha ameritado la perdida de muchos puestos de empleos, lo cual representa un incremento de paros.

Los que se ven más afectados con estas medidas de cambio de sedes y de fuga de grandes, medianas y pequeñas empresas, son los trabajadores, y esto se ha visto reflejado en los números de empleo y también en el de parados.

Y es que Cataluña ha sido una de las comunidades que más ha crecido en parados en el mes de noviembre en toda España, lo cual es una muestra del mal que ha venido a hacer la independencia a los catalanes, y es que aunque se quiera ocultar, estas intenciones han traído muchas consecuencias negativas para los catalanes y su economía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *